Nacional

Casos de hermanos asesinos en Colombia

Los siguientes casos ocurridos en el país, lamentablemente, dejan ver hasta dónde puede llegar la maldad del ser humano: matar a sus familiares.

El  asesinato del estilista Mauricio Leal y su mamá Marleny Hernández conmocionó al país, más aún, luego de conocerse que el responsable del doble homicidio fue su hermano mayor, quien habría constituido todo un entramado para ejecutar el crimen y ocultar las evidencias, de acuerdo con la Fiscalía.

El caso que involucra a Jhonier Leal ha sido catalogado por algunos como ‘la maldición de Caín’, a partir de los escritos bíblicos que recogen la muerte de Abel luego de ser golpeado violentamente por su hermano.

Mauricio Leal y Jhonier Leal

El también llamado ‘niño genio’ fue asesinado entre la noche del 21 y la madrugada del 22 de noviembre de 2021 en su lujosa casa ubicada en La Calera, Cundinamarca.

El cuerpo del estilista fue encontrado junto a su madre. Ambos estaban, según el reporte de los peritos, acostados en una cama; Mauricio sostenía un cuchillo en su mano y la escena fue catalogada como un aparente caso de suicidio-homicidio.

Se pensó que Mauricio habría asesinado a su mamá, Marleny Hernández, y luego se habría quitado la vida.

Sin embargo, la Fiscalía General de la Nación analizó todos los elementos hasta concluir que Jhonier, hermano mayor del peluquero, había asesinado a sus familiares y había alterado las pruebas.

“Este no fue un crimen planeado de la noche a la mañana, Jhonier se tomó cuatro meses para planearlo, abusó de la confianza de su madre y su hermano para trasladarse a vivir a La Calera, y allí lo estudió todo”, aseguró el fiscal en una audiencia.

La reconstrucción de los hechos del ente acusador señaló que Jhonier le provocó una herida con un cuchillo a su mamá mientras estaba durmiendo.

Luego, atacó a su hermano, pero la hoja se quedó incrustada en el cuerpo, por tanto, fue hasta la cocina y obtuvo un nuevo cuchillo con el que finalmente terminó con la vida de Mauricio.

“De manera libre y voluntaria, acepto los cargos a través de un acuerdo con la Fiscalía y aprovechó la oportunidad para hacer mi manifestación de arrepentimiento, pidiendo perdón antes que nada a mi familia y a mis hijos; a las víctimas y a todo Colombia y a comprometerme en que jamás volverá a acontecer una situación de tal magnitud”, expresó el implicado en una audiencia, en la que se discutió la medida de encarcelamiento mientras se surte todo el proceso de juicio y condena final.

Intolerancia en San Cristóbal

Una riña dejó como resultado la muerte de un hombre en el barrio San Pedro de la localidad de San Cristóbal, Bogotá, durante octubre de 2021. El cuadrante de la Policía recibió el llamado y acudió a la vivienda en la cual encontró el cuerpo sin vida del sujeto.

“Los habitantes del sector nos informan que el presunto agresor se trata del hermano”, aseguró el mayor Hernán Herrera García, en charla con ‘CityNoticias’.

Se activó un plan candado y se dispuso de unidades de la Policía para lograr la captura, pues el presunto homicida, de 30 años, ya había escapado del lugar.

Las causas que habrían provocado el incidente no fueron divulgadas.

El hecho se registró en 2021.

Una riña por una disputa por una chaqueta

No es el único caso entre hermanos en esa localidad, ya que el 22 de mayo de 2019 se reportó la muerte de un joven, de 23 años, por una chaqueta.

Según las primeras versiones, los sujetos estaban en la vivienda familiar departiendo cuando empezó la pelea por la prenda.

Se tornó violenta y se trasladó a la calle cuando se enfrentaron con cuchillos, de acuerdo con lo registrado por las cámaras de seguridad del sector.

“Se trata de un caso de intolerancia. Una riña por una disputa por una chaqueta. Las actividades de policía judicial deberán determinar el hecho”, comentó el coronel Óscar Barón, en entrevista con el sistema informativo de ‘CityTv’.

Michel David Sanguña, a pesar de haber sido trasladado al hospital, falleció debido a la gravedad de las heridas. El victimario, su hermano de 27 años, fue capturado y llevado ante un juez.

El hecho fue registrado por cámaras de seguridad.

El homicidio de un menor

Wilmar Rugeles García asesinó con un cordón a su hermano, de 7 años, el 29 de agosto del 2014. La situación se produjo en un paraje desolado del barrio Caracolí en Ciudad Bolívar.

El informe judicial indicó que el pequeño descubrió a Wilmar abusando sexualmente de otra de sus hermanas en meses pasados, por lo cual el sujeto fue llevado a la cárcel. Sin embargo, recobró su libertad, retornó a la residencia y volvió a violar a la joven.

Johan Sebastián le habría dicho a Wilmar que le contaría todo lo que estaba ocurriendo a su papá. Pero el victimario decidió contenerlo y lo condujo hasta otro predio con la ayuda de su madre para matarlo.

La mamá asfixió al menor hasta que le hizo perder el conocimiento y, después, Wilmar rodeó su cuello con un cordón, lo tiró al piso boca abajo, puso su rodilla en el cuello y le quebró la tráquea.

Wílmar Rugeles fue condenado a 35 años por homicidio.

“Lo que más me impresionó fue encontrar el cuerpo del niño en ese basurero, con su uniforme y ver que se aprovecharon de su ingenuidad para decirle que lo llevaban al colegio cuando ya habían planeado matarlo”, relató el intendente jefe Ruberth Suárez, investigador del caso.

El homicida fue condenado a 35 años y cinco meses de prisión. María Eugenia García, la madre del pequeño, también fue encarcelada en El Buen Pastor.

El desacuerdo por una herencia

Una discusión verbal entre dos hermanos, según las autoridades, por la sucesión de unos terrenos de herencia dejó un muerto en el municipio de Landázuri, Santander, a principios de 2021.

“Se originó un altercado donde el agresor sacó un arma de fuego, tipo escopeta, y le propinó un disparo a su hermano a la altura del pecho causándole la muerte de manera inmediata”, indicó la Policía en un comunicado.

Hombre habría asesinado a su hermano por una herencia.

La víctima era un hombre de 36 años de edad. Su agresor emprendió la huida y logró ser capturado por las autoridades en la vía Cimitarra – Landázuri.

Además, fue puesto a disposición de la justicia para que respondiera por el delito de homicidio.

La muerte por un aguacate

La noche del 29 de diciembre de 2020 se vio alterada en una casa del barrio Calasanz, en Medellín, al producirse un asesinato.
Un hombre atacó a su hermano luego de una discusión que habían sostenido desde el mediodía, al parecer, por la mala calidad de un aguacate que sirvieron durante el almuerzo.

José Luis Peláez Escobar, de 59 años, de acuerdo con la Fiscalía, agredió en estado de embriaguez a Jairo Alberto, de 64. Lo asesinó con un cuchillo de cocina.

“En la negociación judicial se le reconoció al condenado el estado de ira”, afirmaron las autoridades en un comunicado.

El homicida aceptó los cargos de homicidio agravado tras un acuerdo con la Fiscalía y el Juzgado 30 Penal del Circuito de Medellín lo sentenció a ocho años de prisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba