Región

Estudiantes de Boca de San Antonio deben lanzarse al agua para llegar a la escuela

La comunidad del corregimiento de Bocas de San Antonio, en el municipio de Magangué, Bolívar, lanza su voz de alerta ante la inundación que se viene presentando en algunos sectores de  la población.

Los habitantes manifiestan, que la situación tiende a agravarse, dado que cada día el agua va subiendo su nivel al punto que los estudiantes para llegar a la escuela deben lanzarse al agua. Los padres de familia y comunidad educativa en general piden ayuda a las autoridades municipal y departamental.

Señalan, que toda esta afectación es por incidencia de lo ocurrido en el chorro Cara e’ Gato, ante el aumento acelerado de los niveles de las aguas de la ciénaga de Ayapel, del río San Jorge y de la ciénaga  La Guaripa en San Marcos.

Indican que hasta el momento hay unas 170 personas damnificadas en el Barrio Arriba del corregimiento y se cree que dentro de unos dos o tres días estará todo bajo aguas. Que la escuela que alberga a unos 70 estudiantes, está rodeada de agua, por lo que ellos deben tirarse para llegar hasta los salones, como lo muestra un vídeo enviado por la comunidad.

También, manifiestan, que los agricultores han resultado damnificados por las pérdidas de sus cultivos de patillas que tenían sembrados, los cuales una parte se perdió, además de la cosecha de maíz.

La comunidad de Bocas de San Antonio piden no los dejen solos ante esta urgencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba